User login

Cómo la fotografia digital redefine hoy el concepto de produccķn digital , Parte 2


(Decembre / Enero 2002) posted on Mon Jan 21, 2002 7:00pm EST

By Eileen Fritsch

Mark Rutherford (parte 2)

"A lo que si hay que prestar mucha atención es al color,"dice Rutherford. "De ninguna manera me considero un experto enpreprensa, pero no tengo que serlo para obtener buen color en laprensa. La presente tecnología de administración delcolor ha hecho del proceso uno mucho más transparente de loque solía ser." Antes de preparar la toma de unafotografía, Rutherford ingresa un perfil del dispositivodeseado de salida, con el fin de ver la imagen preliminar en la formacomo aparecerá cuando sea reproducida. Aún cuandoemplea un monitor RGB (rojo, verde y azul), el cual puede mostrarmás colores que lo que puede imprimir una prensatipográfica, en el estudio escoge luces y colores para quefuncionen en un espacio de color CMYK (cién, magenta, amarilloy negro). "Algunas veces, los colores de algunos productos noestán dentro de la gama de los colores reproducibles, pero silos clientes están en el estudio y pueden observar ellosmismos cómo se verá la imagen en la prensa, al menos esposible manejar sus expectativas de manera más efectiva",afirma Rutherford.

En algún momento, agrega, "la administración delcolor comienza a ir de la mano con la iluminación y una afectaa la otra. La administración de color se ha convertido en unaparte integral de la fotografía digital."

Rutherford imprime pruebas en una impresora de estudio Canon achorro de tinta, para la cual ha desarrollado los perfilessegún cada cliente. Esta no es una de las Canon a chorro detinta de modelo profesional, sino un aparato diseñado para elconsumidor, cuyo costo aproximado es US$199. Escogió laimpresora a chorro de tinta más económica porquedescubrió que sus fabricantes aplicaban, generalmente, susmás avanzadas tecnologías de cabezales deimpresión en las impresoras de consumo masivo. Ruth erford hacomparado las pruebas de su Canon con los resultados de un probadorKodak Approval y la prensa final, y considera que tanto el probadorApproval como el de chorro de tinta están ambos dentro de loque podría considerarse el rango de las pruebas para suscontratos.

"La administración del color no es aún un sistemaperfecto", advierte Rutherford, puesto que si los clientes decidenenviar trabajo a otras prensas, podría tomar un par dedías adicionales adquirir los perfiles de salidade losclientes, necesarios para hacer pruebas confiables impresas enpantalla.

Por otra parte, cuando un cliente necesita un trabajo hecho poruna variedad de fotógrafos, deben establecerse cierto tipo deespecificaciones estándar, con las cuales deben cumplir todoslos fotógrafos digitales, por ejemplo, en cuanto a espacio delcolor, tamaño del archivo, etc.

"Aun cuando todo el mundo en la cadena del abastecimiento fuera unexperto administrador de color, y todos cumpliéramos con losmismos estándares, se necesitaría lacolaboración de terceros para que se hicieran cargo de hacerlas elecciones subjetivas de cómo deben verse lasimágenes en el material impreso." observa Rutherford.

A pesar de algunos de los retos asociados con lograr que todo el mundo esté de acuerdo con respecto al mismo color, Rutherford está firmemente convencido de que la fotografía digital llegó para quedarse: "La revolución de la fotografía digital que experimentamos hoy equivale al cambio de las placas de vidrio con revestimiento de emulsión a la película fotográfica en el siglo XIX.

Las cámaras digitales ya no son sólo para uso exclusivo dentro del estudio. Equipado con un laptop Apple PowerBook G3 y un adaptador digital Phase One LightPhase en una cámara Hasselblad, el fotógrafo Steve Hess empleó una exposición de 3 segundos para captar un anochecer en Acapulco.

"Rutherford afirma: "cuando entré a la onda digital, probablemente gasté en equipo el equivalente a lo que había gastado durante los últimos 15 años, inclusive con la constante necesidad de comprar cámaras nuevas, actualizaciones de software y periféricos, la retribución ha sido substancial." Calcula que sus ingresos han incrementado entre 20 y 30% en los últimos años, en parte gracias a los servicios adicionales que su estudio ofrece, tales como retocados y conversión de archivos.

La administración del color y los asuntos relacionados con lapreprensa, según Rutherford, han sido mucho másfáciles de dominar que el retocado y el manejo deimágenes. Esta última es, según él, aligual que la técnica de iluminación, es un proceso deaprendizaje que lleva toda la vida. Sin embargo, ya no se puedevolver atrás.

"En los dos últimos años, todas mis cuentas nuevashan sido digitales y la última cuenta de película queme queda se volverá digital el próximo mes," finalizaRutherford. email: www. mrutherford.com.

Mike Richardson

"Mis clientes adoptaron la tecnología digital sin ningunaaprehensión," dice Mike Richardson, de Richardson Photographyen Torrance, California. "La razón del cambio se debióa que yo los había preparado para la tecnología digitaldurante casi dos años. Había hablado de lo digitaldurante tanto tiempo que de hecho se volvió un chiste entrealgunos de mis clientes. El primer trabajo llegó a los 15minutos de haber desempacado la cámara."

Eso fue hace dos años y medio aún cuando letomó algún tiempo encontrar la cámara perfecta,hoy Richardson es un adepto a la tecnología digital.Actualmente, usa una Sinar P2 con un adaptador de escaneo digitalBetter Light Super 6K, una actualización de la Better Light4000 con la que comenzó. Escogió una cámara conadaptador de escaneo Better Light debido a su consistencia en color,agudeza, y calidad de imagen en comparación con lascámaras de disparo sencillo, o de tres disparos, u otrascámaras de escaneo. Richardson utiliza la cámara deescaneo para producir archivos que varían en tamañoentre 30 y 300+ MB, y le agrada que cada pixel en estos archivosjumbo es información real y no interpolada.

Siendo un fotógrafo comercial hace 12 años,Richardson se especializa en la fotografía de productoscomerciales e industriales, desde microchips hasta torres deperforación de petróleo.

"Estamos en la vanguardia", dice Richardson, "y nos gusta mantenerla mayor parte posible del proceso en casa." Después de tomarfotografías con el método de película, ély su so cio las desarrollaban, a pesar de todas las complicacionescon los permisos y procedimientos de eliminaciónquímica de EPA.

"Estoy más que entusiasmado con la tecnologíadigital," dice Richardson. La cámara Better Light ha cambiadomi vida. Mi esposa le dirá.

Superando el caos de la administración de color

Rods & Cones es una firma consultora con oficinas en SanFrancisco, la cual se describe a sí misma como "lapequeña compañía de color que lo saca del caos".Con 7 años, instala sistemas de administración delcolor, produce perfiles personalizados, vende paquetes de hardware ysoftware, y proporciona entrenamiento postventa. Tambiénorganizan talleres y seminarios y ofrecen CDs de entrenamiento sobreadministración del color y optimización del ciclo deproducción.

De acuerdo con Erica Aitken, una de las directivas en Rods &Cones, la administración del color está finalmente enel umbral de la modernización." Su compañero, Son Doasiente. Para él, "todo el mundo clama por másinformación."

Do concede a Photoshop el crédito por el súbitointerés general en la administración del color: "Lastres últimas versiones de Photoshop han requerido que losusuarios entiendan más y más acerca de laadministración del color ICC. Ahora, es casi imposible usarPhotoshop 6 si no se entiende cómo usar los perfiles ICC."

A medida que la comunidad creativa se vuelve más adepta alos ciclos de producción de color ICC, las casas de preprensay los fotógrafos digitales encuentran que tienen que seguirlos pasos de los clientes.

Además, "muchos fotógrafos digitales se estándando cuenta de que las cámaras digitales no son como laspelículas y hay que acomodar un medio diferente de color,"dice Do. "No pueden sólo darle al cliente una transparencia ydecir,'¡ya hice mi trabajo!'. Cuando entregan un archivodigital, ¿cómo pueden asegurar que el color estábien, a menos que haya estado sujeto a un administrador de color?"

Rods & Cones ha ayudado a varios fotógrafos digitales amontarse rápidamente en el tren del color ICC, con serviciostales como desarrollo de per fil personalizado de sus cámarasy artefactos de prueba.

De acuerdo con Son Do, algunos de los sensores CCD (chargedcoupled device) en las cámaras digitales son tan sensibles ala luz que no sólo captan la luz visible, sino tambiénla invisible de los extremos UV e infrarrojos del espectro. Sin unperfil que defina lo que es negro, lo que es blanco y los tonosmedios, las imágenes captadas con la cámara delfotógrafo podrían tener indeseables matices magenta oefectos fluorescentes.

Rods & Cones también ha asistido a compradores mayoresde servicios de fotografía digital a establecer estándares con los que deben cumplir todos los fotógrafos quecontratan.

A pesar de los significativos avances logrados en laadministración del color en años recientes, Aitken creeque bien vale la pena para las compañías recurrir aexpertos independientes calificados, para ayudarlos a empezar. Unbuen consultor puede ayudar a los clientes a evitar algunos de los"campos minados" que todavía existen en laadministración del color, tales como el hecho de que losprincipales programas gráficos como Photoshop, QuarkXPress, eIllustrator emplean todos diferente terminología para ciertasfunciones. Un buen consultor puede ayudar a los clientes a entenderlas diferencias entre un programa de software deadministración del color de US$99 y los paquetes máscostosos. "No todos son creados iguales", dice Aitken, y para unnovato puede ser realmente difícil entender exactamentecuál sistema se ajustará mejor a sus necesidades.

"Todo lo que se necesita es una mala calibración para quealguien se desmotive con la administración del color", diceAitken. Sin embargo, Rods & Cones tiene una lista creciente declientes satisfechos que dan fe de que un buen problema deadministración del color puede resolver puntos molestos deineficiencia y calidad.

Para contactar a Rods & Cones vaya a www.rodsandcones.com.

Estoy en la casa a la hora de cenar más frecuentemente queantes, no huelo a químicos, y ganamos más plata."

El trabajo de dos artesanos: el fotógrafo David Myers capturó la imagen de la viola hecha por su amigo Mark Norfleet.

Algunos ingresos auxiliares provienen de servicios secundarios, comola producción de impresiones montadas y laminadas, de76x102cm., en una impresora a chorro de tinta Epson 9000 de granformato. Mientras los gastos generales y los tiempos de producción han bajado, sus tarifas aumentan y los clientes le handado más negocios. Richardson dice que sus clientesestán dispuestos a pagar más por la consistencia,calidad y velocidad que proporciona la fotografía digital.

"Nosotros hacemos conversiones CMYK para algunos clientes, pero lamayoría son los suficientemente perspicaces para saber lo quehacen. Les damos el archivo RGB más puro, y limpio posible, ylo toman de allí, empleando cualquier sistema que tenganimplementado con su compañía tipográfica," diceRichardson. "Yo prefiero desempeñarme más comofotógrafo y entregar el mejor archivo RGB que pueda, quegastar un montón de tiempo en asuntos de preprensa".

Admite, sin embargo, que "hay casos en que necesito sabercómo va a ser reproducida con imagen, para poder lograr elmejor archivo posible en términos de iluminación." Diceque la mayoría de sus clientes emplean las imágenesmás de una vez para todo, desde boletines de prensa agráficos de ferias, por eso también prefiere darlesarchivos grandes, de 30MB como mínimo y para que los minimicensegún sea necesario: "Los archivos grandes son siempremejores."

Alrededor del 70% de sus clientes están en el lugar durantelas tomas para asegurar que cada una sea perfecta. Excepciones a estaregla son algunas situaciones que se prestan para ciclos deproducción automatizados, tal como un trabajo reciente en elcual Richardson fotografió 150 cajas de productos deidéntico tamaño.

"Sólo hicimos un prescaneado y el resto fueron tomas,"recuerda. "Montamos una acción en Photoshop para que en elmomento en que se hiciera la toma, todas las acentuaciones yrotaciones se efectuaran automáticamente. Mientras Photoshoplo hacía en forma automática, nosotros cambiábamos las cajas. Tan pronto como las acciones quedaban hechas enPhotoshop, efectuábamos la siguiente toma. Promediamos decuatro a cinco minutos por imagen, y terminamos desarrollando 150imágenes en ocho horas."

Gran parte de las pruebas de 20x 25cm que Richard provee a susclientes son impresas en una Kodak 8650 de sublimación detinta, simplemente porque es más veloz. Aunque usa laimpresora a chorro de tinta Epson 9000 ocasionalmente para realizarpruebas, principalmente la utiliza para reproduccionesartísticas o fotografías acabadas.

Debido al procesamiento de películas dentro del estudio, lavelocidad de entrega de Richardson ha sido siempre sorprendente. Hoy,Richardson afirma que "un cliente puede llegar con un microchip,tomamos la fotografía, y una hora más tarde se puede ircon una reproducción de 76x102cm, si lo desea."

"En tres meses pagamos la inversión que hicimos en laprimera cámara, dice Richardson. "Desde entonces, hemoscrecido mucho; hemos añadido estaciones de trabajo, quemadoresde CD, probadores sublimación de tinta, una impresora a chorrode tinta de gran formato y un laminador en frío Coda. Latecnología digital es rentable porque te da la flexibilidad dehacer muchas otras cosas". www.richpix. com

David Myers

David Myers emplea un adaptador digital JOBO Profile 6000 para hacer todo tipo de tomas en di versos lugares y dentro del estudio. Puede producir un archivo de 18, 36, ó 72MB, dependiendo de si es una toma de personas o fija, y cómo utilizará la imagen. Myers tomó una fotografía de sí mismo mientras estaba preparando una toma para un cliente corporativo.

Durante más de 17 años, David Myers de Ann Arbor,Michigan, ha tomado diversos tipos de fotografías: cerca de lamitad dentro del estudio, y la otra mitad en lugares distintos, talescomo oficinas de compañías y fábricas.

"Empecé a incursionar en la onda digital hace cerca de ochoaños," dice Myers. "Le presté atención, pero ladejé a un lado porque no quería que me agarrara lafiebre de las actualizaciones y perfeccionamientos. En esaépoca pensé que sería muy difícil obtenerel retorno que yo esperaba de mi inversión."

Sin embargo, desde que adquirió el adaptador digital JOBOProfile 6000, cerca del 95% de su trabajo es digital. Eso se debe, enparte, a que una creciente proporción de su negocio se realizadentro del estudio. A pesar de que el JOBO Profile 6000 le permitetomar fotografías fijas y de acción, no siempre esfácil llevar una cámara al lugar de la toma porqueencontrar las condiciones de visión apropiadas para aprobarlas imágenes en la pantalla puede ser complicado.

El hecho de producir un archivo de 18, 36, ó 72MB con suJOBO Profile depende de la naturaleza del trabajo, si es una tomafija o de personas, y si la imagen será de 20x25cm o undespliegue de dos páginas. Si sabe de antemano que el archivoserá utilizado como material de exhibición o queserá recortado, producirá un archivo más grande.Generalmente, Myer fotografía únicamente lo necesariopara la aplicación deseada. De hecho, la únicaocasión en que toma fotos con película es cuando elcliente no sabe exactamente cómo va usar las imágenes.

Myers afirma que al principio algunos de sus clientes se sintieronincómodos al recibir un archivo de imagen en vez de unapelícula porque no estaban muy seguros de con qué lodebían comparar. Sin embargo, como Photoshop permite a losusuarios ajustar colores constantemente para adecuarse a sus gustos¿es realmente necesaria una pieza de película?

Ocasionalmente, un buró local de servicios de preprensa enla que Myers confía para sus trabajos de pruebas yseparación de archivos, lo contrata para fotografiar proyectosde sus clientes. Cuando es necesario, Myers llama a un experto enretoques para que lo asista en las tomas dentro del estudio. Engeneral, prefiere tomar más fotos que dedicar tiempo a laconversión de archivos. "No deseo estar amarrado a unacomputadora", dice.

Ha estado tratando de hacer pruebas con una impresora a chorro detinta, pero notó que los colores eran muy difíciles deajustar hacia el final del proceso. En su lugar, ahora envíaarchivos de imagen al buró de servicio de preprensa,mencionado para que le hagan las pruebas Kodak Approval.

Para Myers, la transición a lo digital no ha sido tandifícil porque se esforzó por investigarloconcienzudamente antes de dar el paso. Sus clientes estáncontentos al igual que él, pero se siente incómodoproponentes de la administración del color.

"Tal vez me estoy perdiendo de algo, pero prefiero estar en elnegocio de la creación de imágenes en vez deconvertirme en un gurú de la administración de color,"dice Myers. No estoy convencido de que se puede hacer másdinero convirtiendo archivos a CMYK que tomando fotografías deimágenes adicionales." www.davidmyersphoto.com

Parte1


Terms: